04-19 | Los Biólogos le recuerdan al público que no toque a los animales silvestres

April 19, 2021

Media Contact: TPWD News Business Hours, 512-389-8030

News Image Share on Facebook Share Release URL

AUSTIN — Ahora que muchos están disfrutando pasar más tiempo al exterior en esta temporada de primavera, es posible que empiecen a notar que hay más animales silvestres en su jardín, su barrio o los alrededores.  Las especies como aves, venados y víboras están activas esta temporada del año y sus crías a menudo se pueden extraviar o parecer que han sido abandonadas.  Los expertos del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas (TPWD) advierten que no les traten de ayudar.

Los animales que más comúnmente son ayudados por ciudadanos bien intencionados son las crías de aves y los cervatillos. Sin embargo, es importante recalcar que muchos de esos encuentros entre humanos y animales son innecesarios y que incluso pueden ser perjudiciales para los animales silvestres.

La temporada en la que nacen los cervatillos empieza a principios o mediados de mayo.  El pelaje moteado y los cuidados de su madre a menudo los mantienen escondidos de sus predadores.  Al ir creciendo el cervatillo cambia su pelaje moteado por colores que hacen que se vuelva más visible.  La cierva madre puede dejar solo a su cervatillo por varias horas mientras está buscando alimento.  Durante ese tiempo, alguien pudiera ver al cervatillo descansando solo entre pastizales altos o arbustos.  Muchas personas intervienen pensando que el cervatillo ha sido abandonado por su madre y necesita ayuda.  Casi nunca sucede que una cierva abandone a su cervatillo.

No interfiera con los animales a menos de que sea muy obvio que están lastimados o abandonados.  Para asegurarse, pase un tiempo observando al animal silvestre desde una buena distancia para poder tomar una determinación.  Si está muy cerca podrá asustar a la madre y no se acercará.  Interferir demasiado pronto pudiera hacer más daño que bien.

Estos mismos principios se pueden aplicar también a las crías de aves, que pudieran estar fuera del nido pero no pueden volar.  Si el polluelo tiene los ojos abiertos, tiene una cubierta de plumas y está saltando, muy probablemente está bien.  Los polluelos que caen al suelo por lo regular estarán bien y volando en unos cuantos días.

Si se determina que el animal silvestre está enfermo o herido, el Departamento TPWD exhorta a los ciudadanos a que contacten a un rehabilitador de vida silvestre autorizado. Favor de tomar nota que el equipo del TPWD advierte al público que no debe tocar o intentar transportar a ningún animal silvestre que esté herido, enfermo o haya sido abandonado.  Puede informarse más acerca de lo que debe hacer si encuentra animales silvestres lesionados o abandonados y cómo contactar a un rehabilitador autorizado en el sitio de internet de la División de Vida Silvestre de TPWD.

Original Source: http://www.tpwd.state.tx.us/newsmedia/releases/?req=20210419a

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *